MÉXICO REITERADO
UN PLEBISCITO DE 1854
Wenceslao Vargas Márquez
Publicado en POLÍTICA el viernes 24 de agosto de 2001.

Se dice que el primer presidente civil en la historia de México lo fue Miguel Alemán Valdés.

No se sabe quien echó a rodar la especie cuando es cierto que antes que Alemán fueron muchos los presidentes civiles: Juárez, Gómez Farías, Ignacio Pavón (¿), Sebastián Lerdo de Tejada. Si se trata de civiles posteriores a 1910 están León de la Barra, Madero y Lascuráin, y si se tratara de civiles posteriores a 1917 o 1929 están Ortiz Rubio y Portes Gil. Al presidente Alemán le tocaría el lugar 30º o más y no se trata aquí de discutir las bondades de su gobierno sino de estrictamente dilucidar si fue o no el primer presidente civil de la historia de México. Está claro que no.

Se dice también que el domingo 26 de agosto de 2001, por primera vez en la historia de México y de Veracruz, se efectuará un plebiscito para consultar a la ciudadanía el rumbo que debe seguir el gobierno. Esto tampoco es cierto.

Un veracruzano hizo su consulta hace siglo y medio para saber si su régimen continuaba o no. La hizo con menos preguntas (sólo dos y no cinco), con mayor claridad y nula obviedad. Ese xalapeño fue ¡Antonio López de Santa Anna! quien lanzó su plebiscito particular el 1º de diciembre de 1854. El general –que no tiene a ningún paisano que le escriba- se hallaba ejerciendo su úndécima y última presidencia de la cual se iría antes de un año.

Como la Revolución de Ayutla (de Juan Álvarez, Comonfort, Juárez) empujaba muy en serio ya que "ardía como una inmensa hoguera en la mayor parte de los departamentos de la República", el gobierno pretendió oponer a las armas las cédulas de votación conteniendo únicamente dos preguntas que se pueden hallar en México a través de los Siglos, tomo VIII de X:

< Si el actual Presidente de la República ha de continuar en el mando supremo de ella con las mismas amplias facultades que hoy ejerce. En caso de que no continúe con las mismas amplias facultades con que en la actualidad se halla investido, a quién entregará inmediatamente el mando>.

Nadie puede ser más explícito que Santa Anna en su consulta sin la ayuda de partidos políticos ni asesores de imagen sino con la sensatez que brinda el sentido común y la elegancia de una redacción decimonónica. "A los periódicos se les concedió la libertad para emitir, solamente el 1º de diciembre, su opinión sobre las dos propuestas cuestiones".

Ese día 1º de diciembre de hace 147 años se realizaran juntas populares en todo el país para realizar el plebiscito y en consecuencia ejecutar lo que la sociedad ordenase ya que "la revolución ponía en duda si los mexicanos tenían o no plena confianza en el Presidente".

Como la encuesta la organizó el gobierno pues ... la ganó el gobierno exceptuados los votos de muy pocos valientes (un caso: Porfirio Díaz, abogado de 24 años de edad) que votaron por el NO a la primera pregunta y por JUAN ÁLVAREZ a la segunda.

Digo valientes porque se votaba en libretas o papeletas públicas por el SÍ o por el NO añadiendo nombre y firma. No había urnas de ningún tipo ni voto secreto y quien le decía NO al déspota arriesgaba la vida, no el pago oportuno de su quincena; la vida, no el cambio de adscripción de su empleo; la vida entera, no las migajas que caen de la mesa del grupo en el poder.

El 11 de diciembre el gobierno emitió una circular mandando meter presos a todos los que votaron por el NO y Díaz y muchos otros tuvieron que huir. El 1º de febrero de 1855 se anunció que era voluntad de la Nación que Santa Anna siguiera en el poder investido de amplísimas facultades. El día 2 el Presidente Santa Anna agradeció a la Nación el gesto de apoyo que le había brindado.

Ahora se dice que es la primer vez en la historia de México y de Veracruz que se efectúa un plebiscito.

Se dicen tantas cosas.