FOX: TRANSICIÓN CONSERVADORA.
por Wenceslao Vargas Márquez
Publicado en el diario 'POLÍTICA' el viernes 21 de septiembre de 2000.

Las ideas económicas que Fox ejecutará serán las que implementaron los priístas de los años noventas pero afinadas en favor de los económicamente más poderosos.

Dicho en términos informáticos la política económica de Miguel de la Madrid fue la política económica 1.0, la del Dr. Salinas fue la política económica 1.1. La ejecutada por el Dr. Zedillo ha sido la política económica 1.2 y la que pretenderá ejecutar el P.A.N. durante su sexenio será la política económica 2.0

EL BIENESTAR PARA LA FAMIGLIA.- Los operadores priístas eran políticos de carrera, mal que bien y haciendo a un lado sus robos al erario público. Los operadores panistas-foxistas son, en cambio, iniciativos privados, y a pesar de los múltiples juramentos del presidente electo de que no sería así, como empresarios que son, empezará a cobrar $85 mil pesos mensuales con lo que rompen la promesas de que trabajarían "por amor a México". Esto cuando todavía no gobiernan.

Pero lo que me tiene preocupado (al grado que ni como ni duermo) es que día con día siento más lejana la transición rumbo a un régimen que procure el bienestar para las mayorías miserables que crecen y crecen.

Por eso cada día creo más que Fox no será el Francisco Madero que los electores creyeron que sería.

Los historiadores y los expertos (categorías incompatibles) nos informan que a la presidencia perfecta y treintañera de Porfirio Díaz siguió la presidencia de Francisco Madero y que con ello se consumó la transición de la dictadura(¡) a la democracia priísta(¿).

La verdad es que a partir de mayo de 1911 y durante unos meses fue presidente de la república un abogado olvidado que tuvo por encomienda consumar la transición durante unos meses del citado año de 1911 mediante la convocatoria a elecciones presidenciales donde Madero, sin opositor al frente –como José López Portillo en 1976–, y sin el voto de las mujeres, tenía todo para ganar.

COMO EL BENZOATO DE SODIO: CONSERVADOR.- El abogado y diplomático se llamó Francisco León de la Barra y había nacido en el conservador estado Querétaro. Recuérdese que Querétaro fue el lugar elegido por Maximiliano para presentar la batalla final defendiendo su Imperio por ser un estado adicto a las ideas imperialistas.

Hoy es un estado gobernado por el conservador PAN. León de la Barra había servido a Porfirio Díaz como embajador y secretario de Relaciones Exteriores. Era un hombre del régimen caído al grado que poco después sirvió encantado al régimen de Victoriano Huerta, presidente al que sus enemigos políticos apodaban El Chacal.

Las ideas políticas y económicas del presidente entrante Francisco León de la Barra eran sustancialmente las del presidente saliente (del poder y del país) Porfirio Díaz.

Yo considero que, 90 años después, Vicente Fox Quesada, presidente panista electo, será más un conservador León de la Barra del antiguo régimen que un Francisco Madero redentor.