MÉXICO REITERADO: ACTAS REPETIDAS
Por Wenceslao Vargas Márquez
Publicado en POLÍTICA de Xalapa, Ver., el jueves 28 de enero de 1999.

Un muy alto funcionario nacional del PRI dice que, al ser condenado Raúl Salinas a cincuenta años de cárcel por el homicidio de Ruiz Massieu, se acabó la impunidad en México.

Independientemente de que Raúl Salinas sea o no realmente responsable del crimen (pues su proceso fue ventilado en un marco político y no jurídico a como la visita del papa es una visita política y no religiosa), yo le recuerdo que esa acta de defunción se ha firmado reiteradamente en nuestro México reiterado

Es tan reiterada esta acta de defunción de la impunidad como reiterada es el acta de nacimiento de la democracia mexicana. El acta de nacimiento de la democracia la firmó Guadalupe Victoria, la firmó Juárez, la firmó Porfirio Díaz en 1908 en la entrevista dada a Creelman, la firmó el abuelo del PRI en 1929, la firmó Jesús Reyes Heroles en 1979 y hoy mismo la firman diariamente quienes dicen que ya nació la democracia mexicana al perder el PRI algunas gubernaturas en estos años noventa. Otros dicen -reiterando la discusión- que en realidad nacerá cuando el PRI pierda la presidencia de la república.

Por otro lado el acta de defunción de la impunidad la firmó Santa Anna en 1822 cuando dijo que se acababa la impunidad imperial de Iturbide. La firmaron los gobernantes en turno cuando cuando cayeron presos Armando Biebrich o Fausto Cantú Peña o cuando llegó el sexenio de la Renovación Moral en el transcurso del cual diariamente se le remachaban clavos y tornillos al ataúd donde ya descansaba para siempre la impunidad. Pero no: la impunidad y la democracia -como nuestros problemas- ni nacen ni mueren, siguen de alguna manera allí.

Alguien dice que los problemas actuales de Chiapas empezaron desde que llegó el más reciente gobernador. Otros afirman que empezaron en enero de 1994 con el levantamiento armando. Otros que en 1968 o 1978 o 1958 o en 1908 con la entrevista Díaz-Creelman que fue un parto más de la democracia . Yo me pregunto si en realidad no empezaron estos problemas hace cien años porque no llegó a Chiapas la revolución. O hace quinientos años porque sí llegó a Chiapas la conquista española. O a lo mejor no empezaron nunca y seguirán siempre allí.

El historiador debe tener una visión de siglos para saber si estos problemas de hoy son los problemas de siempre y para saber si anteriormente ya se han sellado y firmado ciertas actas de nacimiento y de defunción. Tener una visión de siglos también sirve para saber si ya se acabó la fila de los que afirman que la impunidad ya se acabó. Únicamente el Gran Arquitecto del Universo tiene una visión instantánea de la Eternidad

El 15 de enero último -quejándose de Enrique Krauze- un lector apunta que "es sabido que los fanáticos mandaron a quitar la vida a Obregón". La mano fanática de Pro Juárez (o Lamberto Ruiz o Juan Tirado o Luis Segura) en noviembre de 1927 en Chapultepec disparando desde un coche Essex sobre Obregón hasta chocar contra un coche Ford en Insurgentes y Liverpool, es la misma mano ubicua y fanática de José de León Toral disparando sobre Obregón en el restaurante "La Bombilla" en julio de 1928. Pasan algunos meses pero la persecución es la misma, hasta lograr la muerte de Obregón.

Un diario de circulación nacional ("Excélsior") publicó en primera plana en junio de 1946 dos notas a las que únicamente debemos cambiarle fecha para leer las noticias de hoy. Una nota dice que están presos algunos maestros por causa de un motín. Otra nota dice que el papa en turno exige un cambio de estructuras porque, -según-, la pobreza es mucha. ¿Cuáles son las notas del día en enero de 1999?

Para diciembre de 2000, tienen posibilidades de ser presidentes de la república, es decir, de ser los más altos gobernantes nacionales, tanto Miguel Alemán Velasco como Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, hijos de los expresidentes Lázaro Cárdenas (1934-40) y Miguel Alemán Valdés (1946-52). Si gana la presidencia cualquiera de los dos, alrededor de cinco de nuestros historiadores y cosa de cuatro de nuestros columnistas políticos dirán que es la primera vez en nuestra historia en que ocupa la máxima magistratura el hijo de un exgobernante nacional.

Yo sostengo que hay precedentes.